Saludo al sol

SURYA NAMASKAR PARA NIÑOS

Introducción

Surya Namaskar significa en sánscrito Saludo al Sol. Es la primera serie de posiciones (asanas) que se suele aprender en yoga. Es el calentamiento perfecto, tanto para estirar y tonificar los músculos del cuerpo, cómo para calentar cardiovascularmente antes de empezar cualquier práctica de yoga.

Es por ello que fue lo primero que enseñé a mis alumnos. Para hacerlo de forma que captara la atención de los niños adapté el Saludo al Sol usando el  Cuento de la Noche y el Día que escribí. Es por eso que le llamo Surya Namaskar Noche y el Día para niños.

Lo más vendido de Yoga niños en Amazon:

Ahora en cada clase realizamos el Saludo al Sol antes de empezar la práctica principal de la clase. Normalmente de 2 a 4 series con música de fondo como si fuera una coreografía.

Te explico la secuencia tal como yo se la explico a los niños. También te añado al final de cada punto información como el nombre del asana y como trabajo la respiración.

Saludo al sol

 

1- Hay una luz en nuestro corazón.

Con los ojos cerrados ponemos las manos en plegaria tocando nuestro pecho e imaginamos que atrapamos la luz de nuestro corazón. Mientras están concentrados les pregunto a cada alumno de qué color es su luz.

Montaña [Tadasana] – Manos en plegaria. Respiramos tranquilamente.

 

2 – La luz sube como una estrella.

Estiramos los brazos lo más alto posible para guiar la luz hacia lo más alto del cielo. Miramos esa luz y vemos como se transforma en una estrella muy muy brillante.

Manos hacia arriba [Urdhva Hastasana). Inhalamos.

 

3 – Cae como una estrella fugaz.

Bajamos lentamente las manos hacia el suelo inclinándonos hacia delante intentado mantener la espalda recta.  Guiamos a la estrella hacia el suelo y se convierte en una estrella fugaz. Podemos doblar un poco las rodillas si lo necesitamos.

De pie curvados hacia adelante [Uttanasana] (aka posición de la pinza). Exhalamos.

 

4 – La Luna sale.

Estiramos una pierna bien hacia atrás apoyando la rodilla y subimos las manos bien alto para llevar la luna hacia el cielo.

Luna creciente [Anjaneyasana]. Inhalamos.

 

5 – El lobo se despierta.

Apoyamos las 2 manos en el suelo y estiramos la otra pierna. Echamos el cuerpo hacia atrás estirando muy bien la espalda y los brazos. Intentamos que las plantas de los pies toquen el suelo. Podemos doblar un poco las rodillas si lo necesitamos. Relajamos cuello dejando caer la cabeza.

El lobo (perro) boca abajo [Adho Mukha Svanasana]. Exhalamos.

 

6 – El lobo aúlla.

Usando la fuerza de los brazos nos arqueamos hacia delante curvando la espalda y mirando al cielo. Cogemos aire con fuerza y ahora aullamos AUUUUU. Otra vez; cogemos aire y AUUUUU. Ahora volvemos a coger aire con fuerza.

Lobo (perro) hacía arriba [Urdhva Mukha Svanasana]. Utilizo los aullidos  para trabajar la respiración de forma profunda y consciente (Pranayama).

 

7 – El lobo se va a dormir.

Echamos el cuerpo hacia atrás estirando muy bien la espalda y los brazos. Intentamos que las plantas de los pies toquen el suelo. Podemos doblar un poco las rodillas si lo necesitamos. Relajamos cuello dejando caer la cabeza.

El lobo (perro) boca abajo [Adho Mukha Svanasana]. Exhalamos. Nota: En ocasiones aquí les hago que respiren profundamente como si estuvieran dormidos y «roncando» para trabajar Pranayama.

 

8 – El sol sale.

Avanzamos ahora con la otra pierna lo más cerca que podamos de las manos. La pierna de atrás bien estirada apoya la rodilla en el suelo. Y desde el suelo subimos las manos bien hacia arriba para que salga el sol.

Luna creciente [Anjaneyasana] con la otra pierna. Inhalamos.

 

9 – Cojo el sol.

Bajamos lentamente las manos hacia el suelo inclinándonos hacia delante. Nos ponemos de pie intentado mantener la espalda recta. Tocamos el suelo con las manos como si intentáramos coger el sol. Podemos doblar un poco las rodillas si lo necesitamos.

De pie curvados hacia adelante [Uttanasana] (aka posición de la pinza). Exhalamos.

 

10 – El sol sube al cielo.

Poco a poco levantamos espalda y brazos bien rectos hacia arriba para lanzar el sol bien bien alto hacia el cielo.

Manos hacia arriba [Urdhva Hastasana). Inhalamos.

 

11 – El sol está en mi corazón.

Poco a poco el sol se vuelve pequeño pequeño como un punto de luz que podemos coger entre nuestras manos y lo llevamos a nuestro corazón.

Montaña [Tadasana] – Manos en plegaria. Exhala.

 

Final bonito con moraleja

Y como de un cuento se tratase, me gusta añadir una pequeña «moraleja» con conceptos bonitos al acabar las series de Surya Namaskar.

«Cierra los ojos y nota el latido de tu corazón. Visualiza esa pequeña luz en tu pecho y recuerda: siempre habrá una luz brillante en tu interior; es tu propia luz. Acude a ella siempre que necesites una luz que te ilumine o que te guíe. Porque aún en la noche más oscura…una pequeña luz puede brillar tanto como una estrella. Y esa estrella es tu sol, y nadie nadie lo puede apagar.»

 

Video

Hice un pequeño video para que los niños y cualquiera que quiera verlo.

 

Para hacer este video me inspiré en el Saludo al Sol de mi amigo Yoga Prana Okinawa, a quien aprovecho para mandarle un abrazo.

Versión para imprimir y poder practicar

Siempre que viene un alumno nuevo o siempre que alguien lo necesite, le doy una hoja impresa con todos los pasos que tiene que hacer. Y también animo a los padres a que lo practiquen con sus hijos. Está en blanco y negro para que los niños puedan colorear la hoja si quieren.

Saludo al Sol niños

Puedes descargar la versión imprimible aquí:

 

Bueno pues hasta aquí el Surya Namaskar de la Noche y el Día. Espero te haya gustado. Claro está, dependiendo mucho de la edad y de la práctica que tenga el niño verás que lo hace mejor o peor, pero lo importante es que lo intente y disfrute haciendo yoga. A los niños les encanta que les hables como si fuera un cuento, es como una meditación guiada simple. Pero lo que más les gusta es llegar al momento del lobo para aullar y «roncar». Y es perfecto porque es donde más aprenden a respirar de forma consciente.

Gracias por visitar mi blog y hasta pronto.

Namasté

-David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.