Mi nombre es David Santas y soy el impulsor de este proyecto personal que he llamado Sigil of Dreams (Sello de Sueños)

Sigil of Dreams nace de la ilusión de hacer un sueño realidad: educar a través de los juegos. Soy padre de familia, gran entusiastas de los juegos de mesa, apasionados de las historias fantásticas y aficionados a las manualidades.

Tengo la suerte de contar con el apoyo de mi mujer Ana que es diseñadora gráfica y educación infantil. Aunque a mi siempre se me ha dado bien dibujar, Ana es quien me ha enseñado a ilustrar en photoshop. Además es mi orientadora en materia de educación. 

Mi hijo mayor Eneko es el motivo principal para que yo quisiera crear este proyecto. Además Eneko también colabora muy activamente en el proyecto. Con él dibujo, pruebo juegos, hago videos y en general hace que el esfuerzo valga la pena sólo por compartir el tiempo con él. 

Por último mi hija Ainara, que es la más pequeña pero también la más espabilada. Es muy diferente que su hermano y eso me está enseñando a dar nuevos enfoques.

Pienso que los juegos de mesa son una excelente manera de pasar un rato divertido en familia y reforzar nuestros lazos afectivos. Son además una magnífica vía para estimular la creatividad, la lógica, la imaginación y la comunicación. En Sigil of Dreams quiero transmitir  mi experiencia propia con actividades,  juegos, cuentos y manualidades que contengan valores y conocimientos explícito como recurso educativo. Creo que la mejor forma de aprender es hacerlo jugando.

Es cada vez mayor el ritmo impuesto por nuestra sociedad, trabajamos más y más lejos, tanto los padres como las madres, teniendo menos tiempo para la vida familiar. En muchos casos nos vemos con la necesidad de dejar a nuestros hijos en servicios de acogida, apuntarlos a extraescolares de relleno o simplemente buscar una canguro. Sin duda nuestros hijos reciben más educación escolar, mayor información desde la TV o Internet, y tendrán un abanico más amplio de oportunidades, pero también van a continuar necesitando los valores y afecto irremplazables que únicamente sus padres pueden darles. El futuro es de nuestros niños; tenemos la obligación de encontrar la manera de transmitirles los mejores valores morales, educación y cariño para que puedan hacer del mundo un lugar mejor.

Por último quiero hacer extensible mi forma de pensar, por ello realizo talleres y colaboro con asociaciones. Pretendo que Sigil of Dreams sea también una plataforma para quien quiera compartir ideas y sugerencias. La sociedad se transforma y nosotros debemos transformarnos con ella, adaptar nuestra manera de crear, de enseñar, de compartir y de hacer nuestros sueños realidad.

¡Y ahora a jugar!

David

“Make your dreams come true”

CONTACTO