JUEGOS COMPETITIVOS Y COOPERATIVOS

INTRODUCCIÓN:

En la actualidad hay una oferta amplia de todo tipo de juegos de mesa. Tenemos también la suerte de que muchos de estos están dirigidos a niños, y con más frecuencia los vemos en casas, escuelas e incluso bibliotecas. Si bien la mayoría de los juegos siempre han tenido un enfoque competitivo, hay una tendencia creciente hacía los juegos cooperativos. Pero, ¿son mejores los juegos cooperativos para niños que los competitivos?

Basándome tanto en mi experiencia personal en talleres con niños, como en las diferentes impresiones de otros educadores infantiles, mi propósito con este artículo es enumerar las diferencias entre los juegos cooperativos y los competitivos, así como sus pros y contras.

JUEGOS COMPETITIVOS:

En los juegos de mesa competitivos los jugadores participantes son rivales. Cada jugador deberá usar sus propias habilidades para ser el único ganador de la partida.

Pros. Si se gestionan correctamente los juegos competitivos tienen como ventajas:

  • Explorar las propias posibilidades y limitaciones en comparación con los demás.
  • Estimula el esfuerzo y el deseo de superación individual.
  • Evidencian aptitudes destacadas en las capacidades desarrolladas en el juego.
  • Fomentan la deportividad, saber ganar y perder.

Contras. Si se gestionan incorrectamente los juegos competitivos tienen como inconvenientes:

  • Derivar hacía una actitud desconfiada hacía los demás.
  • Pérdida de la confianza en sí mismo cuando únicamente se pierde.
  • Conlleva inhibición de aptitudes en los menos dotados.
  • Generan frustración y miedo al fracaso.

JUEGOS COOPERATIVOS:

En los juegos de mesa cooperativos los jugadores deben colaborar en equipo, para que con el esfuerzo conjunto y la suma de habilidades de todos se consiga ganar la partida.

Pros. Si se gestionan correctamente los juegos cooperativos tienen como ventajas:

  • Enseñan a confiar en los demás.
  • Desarrollan la empatía, poniéndose en lugar del compañero ante desafíos del juego.
  • Fomentan la comunicación para expresar y deliberar en grupo estrategias y soluciones.
  • Enseñan a compartir el éxito.

Contras. Si se gestionan incorrectamente los juegos cooperativos tienen como inconvenientes:

  • Derivar en una actitud egoísta y querer imponer las decisiones de un jugador ante los demás.
  • Reacciones negativas ante jugadores menos capacitados o que no consiguen los objetivos.
  • Renuncia de la responsabilidad individual justificando que es culpa de todos.
  • Comodidad de un jugador para que el resto hagan el trabajo pero poder seguir compartiendo el éxito.

CONCLUSIÓN:

La competición y la cooperación siempre ha sido una característica de nuestra sociedad. Sin embargo en el la sociedad moderna el modelo competitivo parece haberse impuesto. La competencia entre empresas, la falta de trabajo, incluso las muestras de falta de deportividad en los deportes más populares, ha hecho que la competición se haya impregnado en nuestra sociedad. Si bien recientemente, casi como si se tratara de un respuesta natural, se han empezado a poner de moda los modelos cooperativos. En el fondo ambos modelos son necesarios y se trata de recuperar el equilibrio, pues uno no es excluyente del otro, sino que el mayor nivel de ética y valores son resultado de la suma de los dos.

David Santas

Imagen de kidspot